Historia de la Semana Santa en Teruel

Semana Santa en Teruel

La Semana Santa turolense es sinónimo de tambores cuyo estruendoso sonido anima el Bajo Aragón en las diferentes localidades que conforman la Ruta del tambor y del bombo.

 

Aunque se rompe la hora y se organizan actos de exaltación de los tambores y cornetas, la Semana Santa de Teruel capital tiene una personalidad diferente a la de las localidades de la Ruta del Tambor y el Bombo. Quizá sea debido a la mayor solemnidad que alcanzan las procesiones al desfilar los pasos y los cofrades al cobijo de la ciudad antigua, en el marco privilegiado de sus calles, ante sus monumentos y joyas mudéjares.

 

El preso y la esperanza

 

En la madrugada del Viernes Santo, cientos de cofrades portan a hombros los pasos de Jesús Atado a la Columna (que pesa más de 1.700 kg) y de la Virgen de la Esperanza hasta la prisión provincial de Teruel, donde cada año, desde 1951, se logra el indulto de un preso, que seguidamente se incorpora a la procesión.

 

Es uno de los actos más emotivos de la Semana Santa turolense y en los últimos tiempos participan en ella varios reclusos ayudando a llevar las andas de los pasos, pues ambos han pasado a ser para ellos dos imágenes muy queridas.

 

El Santo Entierro y el Resucitado

 

Ocho son las cofradías existentes en Teruel, algunas de las cuales datan del siglo XVII y una, la de Nuestra Señora de la Villa Vieja y de la Sangre de Cristo, del siglo XV. Juntas organizan el sobrecogedor Santo Entierro, de amplio recorrido y muy larga duración, en el que desfilan pasos de gran calidad artística, así como todos los cofrades con sus bandas de cornetas y tambores, de larga tradición local.

 

Su solemnidad y recogimiento contrastan vivamente con la explosión colorista que se despliega en la procesión del Resucitado, el domingo siguiente, con la que concluyen los desfiles procesionales: celebra, en la Plaza del Torico, la Resurrección del Señor con tambores, cohetes, volteo de campanas y suelta de palomas.

 

Es otro acto muy destacado de la Semana Santa en Teruel capital, igual que el famoso Sermón de las Tortillas que tiene lugar el Martes de Pascua como un día de asueto, al aire libre, tradición que cuenta con varios siglos de antigüedad.

Buscador